Type to search

Cuándo ir a urgencias con los niños

Tu canal de Salud

Cuándo ir a urgencias con los niños

Share

Desde que el coronavirus llegó a nuestras vidas y nos hemos visto obligados a permanecer en nuestras casas bajo estado de alarma para evitar la expansión del virus, también hemos intentado acudir a los centros hospitalarios lo menos posible. De hecho, hemos dejado de hacerlo incluso en casos en los que hubiera sido aconsejable que un especialista valorara nuestra situación y, en ocasiones, esto ha provocado que ciertas dolencias empeoraran.

Si esto es cierto en general, en el caso de los niños las precauciones han sido aún mayores, ya que a todos nos da miedo que los más pequeños sufran la enfermedad y además estamos muy concienciados de que precisamente los menores deben no salir de casa y mucho menos acercarse a un hospital, no solo por ellos mismos sino por el riesgo de que sean portadores asintomáticos.

Sin embargo, conviene ser conscientes de que, pese a que debemos ser prudentes y conocedores de los riesgos que existen, sigue habiendo determinadas causas para ir a urgencias con los niños y que los atienda un profesional. Para que sepamos distinguir cuáles son los síntomas que nos indican que debemos visitar el hospital de manera urgente, los especialistas del Grupo Quirónsalud han elaborado un listado clasificado por el tipo de síntoma que podemos detectar.

Fiebre

  • Fiebre con afectación del estado general
  • Fiebre en niños menores de 3 meses
  • Fiebre, malestar general y presencia de petequias (lesiones en la piel de coloración violácea que no desaparecen a la presión)
  • Fiebre alta persistente, que no cede con los antitérmicos
  • Fiebre que se prolonga más de 72 horas sin causa aparente

Dolor

  • Dolor fuerte, inusual o continuo a nivel abdominal
  • Dolor agudo testicular
  • Dolor torácico fuerte o inusual
  • Dolor de cabeza intenso que no mejora con analgésicos
  • Dolor muscular
  • Dolor de oído
  • Dolor de garganta

Cambios de coloración cutánea

  • Coloración azulada o violácea de labios, piel o camas de las uñas
  • Palidez extrema

Síntomas cardiacos

  • Frecuencia cardíaca rápida que no cede
  • Palpitaciones y/o sensación de opresión en el pecho

Síntomas respiratorios

  • Dificultad para respirar o sensación de falta de aire
  • Tos y expectoración con sangre

Síntomas gastrointestinales

  • Vómitos persistentes con escasa o nula ingesta
  • Diarrea importante o persistente
  • Vómitos con sangre

Signos de deshidratación

  • Boca seca
  • Ausencia de lágrimas,
  • Postración
  • Pañal seco en 18 horas en lactantes
  • Sed excesiva

Síntomas neurológicos

  • Convulsiones
  • Alteración del nivel de estado mental con pérdida de conciencia, confusión de forma repentina o mayor somnolencia
  • Mareo repentino con desvanecimiento o desmayo
  • Dificultad repentina para hablar o pérdida de movilidad o sensibilidad en una parte del cuerpo

Reacciones alérgicas

  • Aparición de erupción importante en la piel con picor tipo urticaria
  • Hinchazón de la cara, labios, ojos o lengua
  • Dificultad respiratoria, dificultad para tragar, vómitos o respiración con sibilancias

Traumatismos y lesiones de diferentes tipos

  • Heridas profundas
  • Traumatismos en extremidades con dolor e incapacidad para mover la extremidad y/o deformidad que pueden hacer sospechar una fractura
  • Traumatismo craneal desde una altura significativa, o que se acompaña de pérdida de conciencia, vómitos o presencia de síntomas neurológicos
  • Traumatismos con lesiones en la cabeza, cuello, columna vertebral o en los ojos
  • Quemaduras graves o quemaduras en la cara, manos, pies o área genital
  • Mordeduras de animales o humanas

Bebés (primer mes de vida)

  • Rechazo del alimento
  • Cambio de coloración
  • Llanto o gemido continuo que no se consuela
  • Decaimiento

Otras situaciones

  • Ingesta de sustancias tóxicas o medicamentos no indicados (intoxicaciones)
  • Sangrado importante a cualquier nivel o sangrado que no para después de 5-10 minutos de presión sobre el área sangrante
  • Niños con enfermedades crónicas (cardiopatías, enfermedades oncológicas o metabólicas) que tienen mayor probabilidad de descompensación, como por ejemplo cuando tienen fiebre u otros signos que hacen pensar en infección

Hay que tener presente que en general, cualquier sintomatología que se acompañe de afectación del estado general del niño es motivo de consulta.

Síntomas que indican que debemos acudir a consulta con los niños

Sin ser tan graves y urgentes como los anteriormente citados, también existen algunos signos que nos indican que el menor debería ser valorado por un especialista, por lo que es conveniente que pidamos cita en el centro hospitalario a través del teléfono 901500501 o del Portal del Paciente.

Estos síntomas son los siguientes:

  • Cambio en el humor del niño
  • Inapetencia o voracidad excesiva
  • Prurito anal o genital
  • Lesiones en la piel
  • Quejas de dolor intermitentes a la deambulación
  • Control de patología crónica (cardiopatía, neumopatía, epilepsias etc)
  • Cansancio excesivo
  • Ronquido y habla gangosa
  • Dolor articular sin traumatismo
  • Tos persistente
  • Quejas de dolor abdominal con la ingesta

Vea la noticia original

Tags:

You Might also Like

es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish
A %d blogueros les gusta esto: