CARGANDO

Type to search

Calorías. El conocimiento es poder.

Compartir

 Conocer las calorías de los alimentos nos puede ayudar a limitar los daños en esas pequeñas pausas de crisis que tenemos.

La programación de la dieta ideal debe tener como objetivo el largo plazo. Esto significa que una buena dieta debe poder ser utilizada casi siempre, en cada oportunidad, no importa si estamos de vacaciones, si comemos en un restaurante o si comemos por que tenemos un ataque de ansiedad. Dieta no quiere decir “privación”. Debería más bien coincidir con un correcto manejo de la situación sobre la base de un “conocimiento“ de los alimentos..

Conciencia y conocimiento de lo que se come y cuánto se come. Conocimiento de que sucede después de que comemos.

Ejemplo sencillo: Conocer las calorías de los alimento nos puede ayudar a limitar los daños en esas pequeñas pausas de crisis que tenemos.

Que es mejor? 2 cucharadas de Nutella? Una pizza? Un pan con jamón? Cosa me satisface igual a todo eso con menos calorías?

Claro, no debemos ser expertos, pero si debemos conocer el aporte calórico de las cosas que comemos y que utilizamos como “refugio” cuando necesitamos calmar nuestra ansia.

Casi todos los planes de dieta nos llevan a sopesar con rigor todos los alimentos con el objetivo de mantener el rango de calorías previsto.

Aunque este método es básicamente correcto en términos de su validez, para muchos de nosotros es en realidad inaplicable la mayor parte del tiempo. Sobre todo para una dieta ideal y duradera.

Muy a menudo, comemos fuera de casa y por lo tanto es poco probable que podamos llevar con nosotros nuestra balanza ultra-moderna, para poder pesar cada ingrediente de nuestra pizza 4 Estaciones o de nuestra hamburguesa con queso, ¿verdad?

O tal vez simplemente no queremos hacerlo por pereza o tal vez porque es una actividad que al fin y al cabo requiere tiempo y organización.

Pero la ventaja es que, según nuestra visión, este procedimiento no es del todo necesario si seguimos los principios en los cuales creemos

Conocer las calorías, no en términos exactos, pero en términos prácticos, es de fundamental importancia para una dieta ideal. Esto puede ser más claro con un ejemplo simple:

Si estamos a punto de comer una ensalada agradable de lechuga y tomate aderezada con aceite de oliva que le va a dar un muy rico sabor, si no tenemos cuidado al echar el aceite, esa ensalada podría ser equivalente en calorías a una pizza con mozzarella.

Queee???? Whaaaat???? Una pizza???!!!

Crèanlo!

Si echamos el aceite de oliva directamente de la botella en lugar de usar una cucharada (alrededor de 90 Kcal), corremos el riesgo de aumentar considerablemente las calorías de la misma.

En términos reales, en vez de comer una “ensaladita” de tan sólo 110 calorías, vamos a terminar consumiendo alrededor de 300/400 Kcal.

Uno tras otro, estos descuidos van a crear un surplus de calorías que se acumularán en nuestro cuerpo en forma de grasa almacenada.

Esto no es lo que queremos que suceda, cierto?.

En este caso, conociendo las calorías del aceite y cómo utilizarlo correctamente, nos ayudaremos a comer más adecuadamente dentro de nuestro nuevo estilo de vida.

¿Y si tiene que freir? Usted debe saber que si se fríe en el aceite a muy baja temperatura este será absorbido en manera mayor por la fritura, y todo ese aceite, nos lo vamos a encontrar en nuestro estomago!

Esta es la razón por la cual debemos saber lo que comemos.

No es nada demasiado difícil, Hay solo que tener paciencia y organización, sobre todo los primeros días.

Todo sea para nuestro propósito: la pérdida de peso. No es privación, sino conciencia!

Feliz Dieta!

Tags:

Te podria interesar....

Deja un comentario

A continuacion....